El despido de Reinaldo DiPolo y otros mas

Reinaldo DiPolo

Reinaldo DiPolo

Reinaldo DiPolo, fisiólogo del IVIC, Premio Polar en Ciencias Biológicas (1983), Premio Nacional de Ciencias (2000), ha sido despedido del régimen de Permanencia en Labores de Investigación (PLI)  del  IVIC por supuestas inasistencias a su trabajo entre enero a junio de 2009; a tal fin las autoridades del IVIC le habían armado un expediente administrativo del cual se enteró a propósito de la carta de renovación como PLI, sin haberle dado el menor derecho a la defensa y a someter pruebas en contra de lo que se le acusaba…¿otro caso como el de Jaime Requena en el IDEA en donde no hubo derecho a la defensa?

El asunto más insólito del caso DiPolo, quien había alcanzado su jubilación, es que se encontraba activo y productivo, razón por la cual se desempeñaba como PLI (Permanencia en Labores de Investigación), y como tal a partir de 2003 había asumido compromisos académicos, tal como proyectos que formaban parte de una Subvención de Grupo por parte del FONACIT compartida con los investigadores del IVIC y del IDEA; de igual manera, en el marco de la Misión Ciencia se le había aprobado recientemente una subvención relacionada con enfermedades cardio-cerebrales en Venezuela, tema prioritario para las políticas del Ministerio del Poder Popular de Ciencia, Tecnología e Industrias Ligeras la cual debería comenzar en los próximos meses. Había aceptado la tutoría de estudiantes de postgrado. Toda esta actividad estuvo aderezada por una productividad que entre 2004-2004-2009 aparece registrada en PubMed OnLine, en entre las cuales su nombre aparecer como primer autor en la mayoría de las publicaciones.

En fin, ¿esa es la forma como el IVIC agradece y estimula a los investigadores, inclusoa los de larga y fructífera trayectoria tanto a nivel nacional como internacional, como ha sido la de DiPolo? ¿Es así como se construye el futuro científico del país, eliminando a los maestros y quienes con formación y experiencia pueden instruir a otros?… Y de acuerdo a la noticia aparecida en El Nacional del lunes 17 de agosto del año en curso, otros colegas del IVIC que se desempeñan como PLI, unos 27 en total, también estarían en la mira de las autoridades, porque juzgan que el hacer investigación y quedarse en el país a enseñar a los jóvenes, en vez de irse definitivamente del IVIC, constituye un privilegio.

Es de recordar a Barbara McClintock (1902-1992) la ganadora del Premio Nóbel de Medicina y Fisiología de 1982 por su trabajo sobre los cromosomas del maíz y la descripción de elementos genéticos móviles en ellos, (los genes salterines), investigación cuyos resultado había publicado entre 1940- 1950; para el momento del Nóbel, entonces contaba con 82 años y todavía estaba activa;  cuando le fueron a dar la noticia, no la encontraron en su laboratorio, pues casualmente estaba tomando un descanso  paseando por el campus; ¿es posible imaginarse a las autoridades universitarias reprendiéndola por no estar en su laboratorio en el horario de oficina?

En cualquier caso, en un país subdesarrollado como Venezuela tales disposiciones de  despedir de los laboratorios a investigadores jubilados pero  activos, son precisamente medidas que acicatean la fuga de talentos del país, que ya es un hecho, pero que se pretende tapar simplemente negándolo, tal como se desprende de la respuesta del ministro Chacón en Science Esperamos que haya rectificación.

11 thoughts on “El despido de Reinaldo DiPolo y otros mas

  1. Una lamentable noticia, perder investigadores productivos es un lujo que Venezuela no puede darse. De acuerdo a una modesta investigación que he realizado, nuestras universidades no son competitivas cuando son comparadas con el resto del mundo. Lo más doloroso es que el Dr Dipolo siempre ha sido productivo y muy activo desde que se jubiló. Ciertamente, esta decisión no tiene justificación académica de ningún tipo, y creo que el IVIC y las generaciones de relevo serán los que sufran las consecuencias de estas malas decisiones.

  2. Rosita Vicentini

    Este gobiernito no puede rodearse sino de personas ineptas , solo esas puedes hacer de focas a conveniencia , está implicito; lo que lamentamos todos los seres pensantes que habitamos en Venezuela , la tristeza que nos produce ver lo que han hecho con todos los seres valiosos del pais

  3. Juan Carlos Saez C.

    Lamentablemente, lo que ocurrió con Reinaldo Dipolo es un reflejo cultural de lideres políticos o de influencias a ellos, que no saben lo que va a continuación. La formación de investigador independiente en el área de las ciencias biomédicas toma un largo camino y generalmente la etapa más productiva de ellos recién comienza entre 45-50 años de edad, lo que se puede prolongar hasta que su mente deje de funcionar eficientemente (otros 30 o mas años). Esto es un hecho y si no saben la causa pueden buscarla o preguntarla, pero claramente no se deben deshacer de los mas productivos en el área biomédica cuando estos investigadores aun tienen su cerebro funcionando bien y aun están motivados por producir información útil para mejorar la calidad de vida de la humanidad. Al deshacerse de ellos, no solo el país sino la humanidad entera, pierde un gran capital,… es una lamentable desinverción económica para el país y el mundo entero ya que la ciencia no tiene fronteras. Si uno de los fines de los políticos es buscar la forma de mejorar la calidad de vida de sus pueblos, por favor no generen desinversiones o pérdidas de capital intelectual.

  4. En 1938, las autoridades de la Universidad de Roma expulsaban al celebérrimo matemático judeo-italiano Tullio Levi-Civita, por ser judío. ¡Había que ser más fieles a los dictámenes extranjeros de la Alemania nazi que a la ciencia! Y para ello poco importó que Levi-Civita hubiese realizado en 1917 el más significativo aporte a la «Teoría de la Relatividad», de su discípulo Albert Einstein. Tampoco importó su extraordinaria y reconocida trayectoria, y que en torno de él se hubiese constituido una importante comunidad científica que fue disuelta con su expulsión.

    Dos años antes, en 1936, el general franquista Millán Astray gritaba en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, frente a don Miguel de Unamuno, su Rector: «¡Muera la inteligencia!». Unamuno respondió con valentía, y le costó su puesto de Rector, pero es un ejemplo a seguir: «Venceréis, pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir, y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha».

    Cada vez que parezca que la barbarie vence a fuerza de infartar la luz de saber y la dignidad, recordemos a San Agustín: «La voz de la verdad no grita con los labios, susurra en el corazón». No decaigamos.

  5. Esta lamentable noticia se asemeja en mucho a lo que ocurre en otras geografías de nuestro continente. Se me ocurre que los intelectuales, los poetas, los científicos y algunas especies de este tipo son demasiado molestos para ciertos regímenes supuestamente democráticos.

  6. Diógenes Infante

    El Prof. Igor Potrikus, quien desarrolló el “Golden Rice”, debido a la trascendencia de su trabajo y dado que estaba ya en el final de ese importante proceso, le fue otorgado 1 año de gracia en su jubilación en el Instituto Tecnológico de Zurich, Il faut laisser la place aux outres (HAY QUE DARLE EL PUESTO A LOS DEMÁS) me dijo un amigo francés cuando se lo comenté.

    No creo que ninguno de los jubilados de IVIC tenga la calidad científica, ni su trabajo la trascendencia, del Prof. Potrikus. Claro, todos sabemos que los venezolanos: ¡No somos suizos!

    Aquí ha habido desde hace años un tapón que ha impedido el desarrollo de la ciencia en Venezuela, ya era hora de acabar con él y con eso hacedores de ciencia obsoleta en su mayoría.

    A mí en lo personal hace años en el IVIC me violaron todos mis derechos, y echaron a la basura el mejor laboratorio de biotecnología agrícola del país, (¡Ahora monté un centro!), con proyectos internacionales, estudiantes, investigadores y todo, y nadie salió a defenderme, ni denfendió mi libertad académica. ¿Dónde estaba la ASOVAC en ese entonces?

    También descubrí que había un montón de vivos con cargos en el IVIC y en el extranjero simultaneamente, que venían cada 3 mese a firmar susu recibos de pago y devolverse al extranjero donde también cobraban ¿Ciencia nacional?

    Estos son, por cierto, los más activos en andarse quejando y reclamando.

    Diógenes Infante
    Centro Nacional de Biotecnología Agrícola
    Instituto de Estudios Avanzados

  7. Prescindir de un colega como Reinaldo DiPolo, quien por sus calidades académicas y humanas se ha mantenido como INVESTIGADOR ACTIVO, es una gravísimo error histórico.
    Ex- Decano, Facultad de Ciencias, Universidad de los Andes, Bogotá-COLOMBIA
    Ex-Rector, Universidad Nacional de Colombia
    Miembro del Comité Académico del Programa de Posgrado Regional en Biofísica

  8. Lo ocurrido a Reinaldo Dipolo es reflejo del nulo aprecio por la ciencia y la cultura que muestra el Gobierno Venezolano. Es incomprensible que se de ese trato a uno de los científicos más destacados del continente. Ahora lo importante es que se le ofrezca a Reinaldo un espacio digno y financiamiento para que pueda seguir contribuyendo con su investigación y labor formadora.

  9. maria del pilar rios

    El descaro en toda su expresión. La asoinivic y sus declaraciones recientes sobre los PLI del IVIC.

    Estos mismos señores de la asociación de investigadores del IVIC (asoinivic) que hoy se rasgan las vestiduras por el destino de la “ciencia” en Venezuela, deberían ser mas serios quitarse las caretas y decirle claramente al país, que sus mortificaciones más profundas no se deben en absoluto al nivel académico del personal científico del IVIC, ni tampoco de las investigaciones que allí se realizan. Si por lo menos fuesen mas serios y honestos, dirían claramente que defienden sus privilegios los cuales consideran un derecho bien ganado por ser “doctores”. Así al menos yo los respetaría un poco mas. Aquí brincaran y dirán ¿pero cuales privilegios? si los sueldos son de hambre!!!!

    Sin embargo les recuerdo lo rico que era salir del país, pagado por el estado y con dolares preferenciales cada vez que les daba la gana y con la excusa de los Congresos. Eso señores, es un descarado turismos científico. Cualquiera que este en el medio científico o universitario conoce de lo que hablo. He visto con estos ojos que se han de comer los gusanos como a los largo de los años estos señores han realizado compras a diestra y siniestra de equipos científicos, costosos y que luego se daban el lujo de no usar o dejar dañar o simplemente el que lo sabe usar es únicamente un técnico que dios no permita se muera (o se jubile en este caso) porque hasta ahí llegaba la historia.Cuantas veces he visto que estos investigadores, super doctores, super inteligentes científico no les prestan la mas mínima atención, asesoría o misericordia a sus tutoriados (ESTUDIANTES) los cuales al final parecen más unos rehenes de estos sabios que unos próximos científicos o incluso colegas. Cuantas veces he visto a los “nuevos pichoncitos de científicos” esos que en el IVIC se llaman post doctorantes ( jajaja que ignorancia cualquier cosa que se haga luego del doctorado es un pos doctorado); esta figura se inventó al igual que muchas cosas en el IVIC como mano de obra calificada barata y manipulable. Dado que el supervisor y los “colegas” tienen la última palabra acerca de su ingreso. La mayoría de estos pichones de investigadores entran como cualquier mortal en un nuevo trabajo inseguros, tartamudeando siendo cautos. Pero vaya usted a verlos 4 años después cuando se hacen acreedores por obra de sus colegas del distintivo institucional de investigador, se vuelven duros y críticos con los estudiantes, se adueñan de una casita que “por derecho les corresponde” dentro del IVIC y dios no permita que un estudiante le asignen tal derecho se movilizan todos los investigadores, blancos, rojos, verdes, chavistas antichavistas, ni nis y pare usted de contar; se unen para defender su privilegio: la exclusividad de tener una vivienda asignada dentro de la institución.

    Este instituto (IVIC) es lo mas contradictorio que existe; contradicciones que se notaron solo recientemente claro está, porque antes esto era un club de unos pocos “genios” que tenían a gentío a su servicio, así adquirieron vicios y costumbres tales como maltratar trabajadores, dejar tirados estudiantes para irse de sabático, hacer fritos y refritos con datos que voltean y revoltean con tal de publicar, embelesan a los estudiantes que trabajan como mulas en los laboratorios para luego cambiarles espejitos por oro, o para decirlo en cristiano cambiarles datos por un segundo o tercer puesto en una publicación.

    Hace poco apareció por el correo electrónico interno del IVIC un comunicado de la La Asociación Bolivariana de Estudiantes del IVIC (ABEIVIC) titulado COMUNICADO SOBRE LAS GENERACIONES DE RELEVO PARA LA CIENCIA EN VENEZUELA donde cuestionaban las declaraciones dadas por unos investigadores jubilados en régimen de permanencia en labores de investigación del IVIC (PLI) al nacional el día 21 de agosto de 2009, en las que expresaban que “temían un colapso en las investigaciones que se realizaban en el IVIC debido a la falta de generación de relevo por la salida de 27 PLI del IVIC” a los cuales el Consejo Directivo de la institución (más tarde que pronto) les dijo por fin hasta lueguito (OJO es importante notar que sospechosamente aún quedan algunos PLI incluso en importantes funciones dentro del Consejo Directivo del IVIC, Supongo que por contradicciones bien serias de los “revolucionarios” encargados de hacer el mandado). Para no desviarme del asunto, la respuesta natural de muchos de estos eméritos científicos de alto valor para el país ante tal comunicado fue levantar las manos al cielo y exclamar “PERO QUE FALTA DE RESPETO”, otros se defendieron diciendo que no es que no hubiesen formado generación de relevo, el asunto es que esa generación de relevo se larga del país porque en otro lado les ofrecen mejores sueldos. Pena les debería dar decir semejante barbaridad. Como dicen a confesión de parte relevo de pruebas, estos señores siguen formando un talento humano de altísimo nivel pero que lamentablemente según ellos mismos confiesan (http://www.asovac.org/2009/08/18/el-despido-de-reinaldo-dipolo-y-otros-mas/#comments) se dedicarán a realizar una ciencia mercantilista, es decir al servicio del mejor postor que es quien mejor paga.

    Deberían tener vergüenza y reconocer cuanto le cuesta al país formar un doctor en el área científica, para que después de estar mantenidos con el dinero de todos los venezolanos (becas nacionales y extranjeras) pretendan además ganar mucho dinero por los talentos adquiridos con dinero del estado venezolano que contradicción y que locura.

    Desde mi entender estos “cientificos de la asoinivic” están en todo su derecho de ser antichavistas, están en el derecho de defender el ganar más dinero que la media los venezolanos profesionales, Están incluso en su derecho de defender sus privilegios porque la pelea es peleando en estos tiempos de “revolución y de cambios”. Lo que si esta mal, es que piensen que los demás trabajadores del sector científico y los estudiantes somos un montón de idiotas.

    Maria del Pilar Ríos

Deja un comentario