Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia. 25 | 04 | 2014

La ciencia en la línea de fuego: asesinato en Teherán

Mostafa Ahmadi Roshan

Los científicos también han estado en la línea de fuego pero de otra manera, cuando del poder se trata.  Lo usual es que  si tenían ideas contrarias a sus gobiernos, fuesen simplemente anulados enviándolos a campos de concentración, cárceles o simplemente marginados en oscuros instituciones culturales como solían hacerlo en los tiempos dorados del socialismo en la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), tal fue el caso del físico nuclear,  Andrés Sakharov. El exilio, fue una opción, pero los estados socialistas, siempre cuidadaron que estos valiosos recursos humanos, no se fueran del país; o en todo caso han puestos suficientes trabas para impedir ese éxodo, con el argumento de que tan valiosa inversión del país no podía ser dado a otros tan fácilmente.

En  Occidente, las tácticas han sido otras, el ostracismo académico, la falta de acceso a fondos de ciertas instituciones, pero mal que  bien han podido vivir y hasta ser reconocidos, tal es el caso de Nohan Chomsky; creo que él nunca tuvo la intención de exilarse en algún país del ex_bloque soviético, por muy crítico que fuera a la política de los Estados Unidos.

En países autoritarios tal como el de Corea del Norte, Cuba y hasta la misma China exComunista, lo usual es que se les cree, un ambiente aparentemente adecuado para su trabajo pero tutoriado por el Estado dominado por el Partido Comunista, todo esto aderezado por la lealtad al país, que equivale al régimen gobernante.

Poco sabemos de los científicos en las sociedades controladas por el islamismo radical. Es evidente que Irán, ha venido progresando en diversas áreas de la ciencia y la tecnología; obviamente aquellas que son de interés del grupo gobernante, y este tiene en la mira apropiarse del saber de la energía nuclear y de la tecnología de los armamentos. Esto es la razón por la cual, el asesinato de Mostafa Ahmadi Roshan, que trabajaba en una planta para el enriquecimiento de uranio, sea noticia internacional. El gobierno de Irán acusa del evento a los Estados Unidos e Israel; el primero  lo niega; el segundo declina hacer comentarios.

Según la Jornada online, , El ingeniero Ahmadi Roshan, había estudiado su licenciatura en Química en la universidad Sharif, en Teheran, una de las reputadas instituciones de formación científica del país; y en cuanto a su lugar de trabajo la Planta Natanz, según la agencia Mehr,  era el vicedirector para los asuntos comerciales de la misma. Natanz es la principal planta de enriquecimiento de uranio de Irán, con más de 8 mil centrifugadoras. La Universidad Sharif, de Teherán, es la más reputada de las instituciones de formación científica del país. Otra agencia iraní, FARS, indicó, citando a un colega del científico, que Ahmadi Roshan trabajaba en un proyecto de membranas de polímeros utilizados en la separación de gases.

Por lo visto hay noticias contradictorias de lo que en realidad hacía Mostafa Ahmadi Roshan.  Los atentados contra los científicos iraníes habrían comenzado en el 2010. Lamentable desde todo punto de vista.  Se transcribe la noticia al como TalCual la publica.

EL PRIMER ATENTADO SE PRODUJO EN ENERO DE 2010
Asesinado el cuarto científico iraní
El auto en el que viajaba un alto ejecutivo de una planta nuclear fue atacado con explosivos El vicepresidente de Irán, Mohamad Reza Rahimi, acusó a Estados Unidos e Israel de estar detrás del ataque

AFP-EFE.

TalCual/jueves 12 de enero de 2012/13
El científico Mostafa Ahmadi Roshan murió ayer en Teherán en un atentado con coche bomba atribuido por el régimen iraní a Israel, en un contexto de nuevas tensiones entre los países occidentales y la República Islámica por su programa nuclear.

Roshan, trabajaba en la planta de enriquecimiento de Natanz (centro), informó la agencia de prensa iraní Mehr. El vicegobernador de Teherán, Safar Ali Baratloo atribuyó el atentado a “la entidad sionista” israelí, aduciendo que el método utilizado -dos motociclistas que adhieren una bomba magnética a un vehículo- es similar al que fue empleado para matar a otros tres científicos iraníes en los últimos dos años.

El ataque se produjo por la mañana, a proximidad de la Universidad Alameh Tabatabai, en el este de la capital iraní. Roshan murió, así como uno de sus guardaespaldas, quedando herido otro pasajero del vehículo, según Baratloo.

“El ingeniero Ahmadi Roshan, que hace nueve años obtuvo una licencia en Química en la universidad Sharif, era el vicedirector para los asuntos comerciales de la planta de Natanz”, precisó la agencia Mehr.

Natanz es la principal planta de enriquecimiento de uranio de Irán, con más de 8.000 centrifugadoras.

El vicepresidente de Irán, Mohamad Reza Rahimi, acusó a Estados Unidos e Israel de estar detrás del atentado que mató a un científico nuclear, afirmando que esos ataques no detendrán los “progresos” en esa materia.

“Actualmente, quienes pretenden combatir al terrorismo atacan a nuestros científicos, pero deben saber que ellos están más decididos que nunca (…) a avanzar en el camino del progreso científico”, declaró Rahimi.

Según Rahimi, el atentado que costó la vida a Mostafa Ahmadi Roshan, vicepresidente de la central de enriquecimiento de uranio de Natanz, es una “prueba de terrorismo patrocinado (desde el exterior)”.

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.